¿De qué se trata el etiquetado frontal de alimentos?

Por El Gourmet


La ley del etiquetado frontal de alimentos es una iniciativa que ya conquistó varios países de Latinoamérica. Su objetivo es que la población tenga información acerca de los alimentos y bebidas que consume para prevenir distintas enfermedades. Se basa en un sistema de sellos que deben estar visibles en los envases advirtiendo sobre el exceso de azúcares, sodio, calorías y grasas que posee cada producto. Te contamos por qué el saber da poder.


Ser conscientes de lo que comemos es fundamental para tener una alimentación saludable. Esta es la premisa del proyecto de ley de etiquetado frontal de alimentos que logró un dictamen favorable en la Cámara de Diputados de Argentina y que está más cerca de su aprobación.

El objetivo de esta iniciativa es prevenir enfermedades como el sobrepeso y la obesidad, entre otras, y que la población pueda tener la información necesaria para decidir en sus hábitos de consumo.

Este proyecto propone que los alimentos y bebidas envasadas que contengan exceso de azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías lleven visible en el frente del paquete un sello negro de forma octogonal como una advertencia al consumidor.

De esta manera, a la hora de comprar, la persona puede identificar rápidamente y de manera sencilla si el alimento que está adquiriendo puede afectar su salud.

Estos octógonos no deben ser inferiores al 5% de la superficie de la cara principal del envase y no pueden estar cubiertos de manera total o parcial por ningún otro elemento. Según los componentes que lo integren, el producto podría tener más de un sello.

En el caso de contener edulcorante o cafeína, el envase tiene que llevar una leyenda por debajo de las etiquetas negras que advierta que su consumo no es recomendable o debe evitarse en niños.

Además, los packagings no podrán contar con mensajes nutricionales complementarios para destacar cualidades del producto, ni incluir personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, mascotas, deportistas o celebridades.

El proyecto de ley también busca poner freno a la venta de este tipo de artículos en entornos escolares y a la publicidad que esté especialmente dirigida a niños y adolescentes.

Los productos que quedan exceptuados del etiquetado son el azúcar común, los aceites vegetales, los frutos secos y la sal común de mesa.

“El etiquetado de alimentos es un paso muy importante para poder lograr un cambio y tener una alimentación más saludable, que es la base fundamental de una mejor calidad de vida.  Contar con información es clave a la hora de consumir cualquier producto y forma parte de un aprendizaje y una nueva actitud respecto a la comida”, señala la nutricionista Andrea Purita (MN 1420).

En el mismo sentido, la nutricionista Noelia Del Regno (MN 8755) considera que el etiquetado “es una gran contribución a mejorar la salud pública. Actualmente más de 4 de cada 10 chicos en Argentina padecen sobrepeso u obesidad y el visibilizar qué alimentos tienen alto contenido de grasas y azúcares con un sello negro permite tomar consciencia sobre lo que estamos comiendo. El saber da poder”.

¿Qué opinas acerca del etiquetado de alimentos? ¿De qué manera crees que puede influir en tus hábitos de consumo?

RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
EuropaEuropa
Film&Arts
El Gourmet
Maschic
Strib

El Gourmet© 2021 - Todos los derechos reservados